lunes, 11 de enero de 2016

Mi Abuelo

Las mejillas de mi abuelo eran como

Las escolleras de Mar del Plata

Irregulares, rasposas



La voz de mi abuelo era como

El aroma a dulce de leche en

Las facturas calientes del domingo



El pelo de mi abuelo siempre fue blanco como

Las nubes que volaban sobre Playa Grande en

Inviernos que pasaron y se fueron



Los ojos de mi abuelo eran como

El café con leche de la mañana sobre

La mesa azul de fórmica



El no figura en ningún libro de historia pero

¡Caramba!



¡Como lo admiraba!

No hay comentarios:

Publicar un comentario